Viñetacontraseña.jpg

  1. Has de elegir una clave que contenga al menos 8 caracteres
  2. Es preferible combinar mayúsculas, minúsculas y números
    Un buen sistema para elegir nuestra clave es utilizar frases que tengan sentido para nosotros y que estén formadas por grupos de letras y números. Un ejemplo sería:


    Frase: Yo tengo 2 hermanas y 1 hermano
    Clave: Yt2hy1h


    Esta clave es fácil de recordar y sin embargo forma un conjunto de caracteres difícil de adivinar por una persona o programa malintencionado
  3. Tu clave nunca debe ser una palabra que sea fácil de averiguar, tal como tu nombre, tu calle, la matrícula de tu coche, etc… ni estar formada por una sucesión de caracteres del teclado como qwerty o 1234567.
  4. Es preferible cuando se trate de un servicio vital como el correo electrónico, elegir una contraseña robusta aunque sea difícil de recordar, por ejemplo usando un generador de contraseñas. Luego podemos usar el navegador para que guarde la contraseña e incluso guardarla en un papel en la cartera o directamente en el móvil. Si la perdiésemos, sólo tendríamos que loguearnos en el servicio correspondiente y cambiar la contraseña por otra.

Más información